Probar sin riesgos

Probar sin riesgos

windows sandbox

¿Imaginas tener una máquina con windows sólo para probar cosas?

En muchas ocasiones nos vemos necesitados de descargar un programa desde una página web e instalarlo para ver como funciona y si es lo que esperábamos.

Pero empezamos a desconfiar (con razón). ¿Será una web maliciosa? ¿El programa que me descargo tendrá algún virus que afectará a mi máquina? ¿El programa hace lo que espero que haga? ¿Instalarlo afectará de alguna manera?

¿Y si tuviera un ordenador con Windows en el que pudiera hacer todas estas pruebas y una vez terminadas pudiera formatearlo y reinstalar Windows limpiamente para la próxima vez?

Pues lo tienes. Y no tienes que formatearlo cada vez ni reinstalar nada.

Y lo tienes directamente en tu sistema Windows 10, en sus versiones Pro, Education y Enterprise sin tener que instalar nada.  Esta maravilla se llama “Windows Sandbox”, también conocido como “Espacio aislado de Windows” y sirve justamente para todo lo que te he expuesto.

Principalmente se usa para navegar por sitios web potencialmente peligrosos y probar aplicaciones desconocidas.

Requisitos:

  • Windows 10 May 2019 Update o superior, ediciones Pro, Enterprise o Education.
  • Procesador con arquitectura de 64 bits.
  • Al menos 4 GB de RAM (se recomiendan 8 GB).
  • Al menos 1 GB de espacio libre en disco (se recomienda SSD).
  • Al menos 2 núcleos de CPU.

Además requiere que actives la capacidad de virtualización del procesador de tu ordenador.  En procesadores Intel esta característica se llama “Intel VT” y en procesadores AMD se llama “AMD-V”.  La tienes que activar en la BIOS/UEFI de tu máquina. Símplemente debes ponerla en ‘Enable’ y volver a arrancar. ¿Qué no sabes como entrar en la BIOS de tu ordenador? – bueno de ser así coméntamelo para ayudarte.

 

Cumpliendo estos requisitos activaremos Windows Sandbox de la siguiente manera:

Accede al panel de control del sistema > Programas y características > Activar o desactivar características de Windows.  También puedes acceder directamente escribiendo «Activar o desactivar características de Windows» en el buscador del sistema.

En el cuadro de lista de características que se te mostrará, busca y marca ‘Windows Sandbox” o “Espacio Aislado de Windows”, Acepta  y reinicia el equipo.

Y se acabó. Una vez reinicies el ordenador ya podrás usarlo, simplemente abre el buscador o menú de inicio, y busca la aplicación Windows Sandbox para ejecutarla. Sólo tendrás que escribir el nombre, y será la mejor coincidencia. Crea un acceso directo a ella en tu escritorio para mayor comodidad.

Al ejecutarla verás una ventana con otro Windows dentro de ella. En él podrás hacer todo lo que necesites teniendo la tranquilidad de que cualquier cosa que hagas no afectará a tu Windows normal y desapareciendo él y sus consecuencias en cuando cierres la ventana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *